Futuramas chinos

aquarius3
Laboratorio Aquarius Reef Base, a 20 metros de produndidad, 10 kilómetros de las costas de Key West, Florida. Crédito: NOAA

En su libro On China, Henry Kissinger elabora una serie de reflexiones para comprender la línea de pensamiento en aquel país, y qué es lo que lo hace tan distinto del resto de las culturas del mundo. De ahí rescato esta línea que escribió sobre el antiguo imperio que se gestó en esas tierras:

El espléndido aislamiento chino fomentó en este pueblo una imagen muy particular de si mismo. Las élites chinas fueron acostumbrándose a la idea de que su país era único: no tan solo “una gran civilización” entre grandes civilizaciones, sino la civilización por antonomasia.

La noticia que me llamó la atención durante la semana, fue el anuncio del Ministerio de Ciencias de aquel país en el que avisa la intención de colocar una estación de investigación submarina a 3,000 metros el fondo del Mar del Sur de China. De acuerdo con Bloomberg, esta iniciativa es la número dos dentro de la lista de las llamadas ‘100 prioridades científicas y tecnológicas’ de su nuevo plan económico quinquenal. Dicho laboratorio, único en su tipo, servirá para explorar el sitio en busca de minerales estratégicos. O eso dicen. Por supuesto, dado que China ha construido islas artificiales en aquella vasta zona, provocando más tensiones con Viet Nam y Filipinas, las dudas sobre los posibles usos militares, cualquiera que estos sean, son fundamentadas.

Pero lo que resultó especialmente curioso fue que un investigador adscrito a una institución oficial se refirió a esta como una ‘estación espacial de mar profundo’. El término, que me encantó, no estuvo mal para atraer visitas, como el titular que usó Popular Mechanics “China has plans for a”Space Station” 10,000 feet beneath the sea“. Ahí uno escucha el tema ‘Viaje al fondo del mar’.

Y no es que no hayan existido bases de este tipo en el mundo, sino que la profundidad a la que será colocada y envergadura del proyecto resultan muy ambiciosos. En realidad solo se ha explorado el 5% del fondo del océano, y entre las proyecciones futuristas de la década de 1970 se preveía que para este siglo la colonización del mar sería un hecho, cosa que, como buen retrofuturismo, no ha ocurrido.

Muchos se han referido a esta amplia zona del planeta como un auténtico ‘ambiente alienígena’, un mundo diferente con sus propias condiciones atmosféricas y ecología correspondiente. La NASA tiene actualmente un programa de capacitación para astronautas en la famosa Aquarius Reef Base, de la Universidad Internacional de Florida, situada a 20 metros bajo el mar, a 10 kilómetros de las costas de Key West. Comparado con el proyecto chino es ridículo por supuesto.

Quizá la referencia a una ‘estación espacial submarina’ tuvo mayor resonancia para mi, porque en el cuento “La noche que los cocineros desaparecieron”, publicado en una antología dedicada a Philip K. Dick, hablo brevemente sobre una de este tipo. La protagonista trabaja como guionista de un reality show que se lleva a cabo precisamente en una estación submarina, pero se le ha hecho pensar a sus habitantes que se encuentran en la Luna. Siempre pensé que aquella historia merecía ser más extensa, tal vez sea hora de hacerlo.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s